febrero 10, 2011

El gobierno de Nadie

Afirmaciones mediáticas como el “Papa es un gran intelectual”, o “Un hombre rojo: Alfonso Guerra”, da lugar a un sinfín de versiones acerca de la información con la que convivimos en la actualidad. El tiempo presente, – este que transcurre-, está falto de un esquema donde ubicar la historia que sucede. Eso mismo se planteaba Lyotard o Deleuze cuando describían en qué punto se puede ubicar el hombre moderno respecto a la realidad que lo circunda. Dos autores que junto a Ciorán, pueden atravesar varias modas y épocas ofertando soluciones para detonar al pensamiento crítico. Estas afirmaciones iniciales, las oímos a diario en los medios y no se cae en la cuenta de hechos que la respaldan como los que siguen. El caso es que mirando un total de once escaparates de libros, – fuera del país- he llegado a realizar un mini estudio para formular la siguiente conclusión: el panorama de pensamiento crítico está perdido. Sólo acertaba a contabilizar todas aquellas autoras y autores que vienen llenando programas televisivos, radio, prensa, publicidad y otros formatos de comunicación, y en este caso se exponían títulos de Javier Marías, Lucía Etxebarría, Joaquín Sabina, Almudena Grandes, Matilde Asensi y Carlos Ruiz Zafón. Preocupación no es que exista ante tales hechos. Pero para argumentar el problema, hemos de decir que desde que he tenido uno de esos libros en mis manos (en el interior de la librería, digo), veo el nombre a continuación en una publicidad luminosa, luego en una perfumería con un