marzo 31, 2011

Nota de prensa de la Plataforma Estatal de Asociaciones de Trabajadoras de Hogar

Mañana, 30 de marzo, se celebra el Día Internacional de las Trabajadoras de Hogar. Se trata de una ocasión idónea para reivindicar los derechos de miles de trabajadoras en un sector que está sujeto a una grave precariedad laboral y en el que, por ejemplo, no existe el derecho al subsidio por desempleo, ni es obligatorio formalizar un contrato de trabajo por escrito, las jornadas superan las 10 horas diarias y, en muchos casos, no se goza de derecho a un descanso continuado semanal. Los salarios, en demasiadas ocasiones, no llegan al mínimo interprofesional. Asimismo, recordamos que las trabajadoras de hogar no tienen aún reconocido el accidente laboral. Aunque en la Ley de Presupuestos del Estado para 2011 se reconocían por primera vez las prestaciones por accidente de trabajo en el Régimen Especial de empleo de hogar, ese cambio está todavía pendiente de reglamentar y, a día de hoy, no se cotiza por la contingencia de accidentes. Este es un ejemplo más de la grave precariedad que afecta a este sector. Por otro lado, queremos destacar el hecho de que el 94% de las personas que trabajan en este sector son mujeres. Se trata, además, de un sector altamente desreguralizado, en el que se estima que el 65% de sus trabajadoras forman parte de la economía sumergida. En la actualidad, en todo el Estado hay 731.400 hogares que declaran tener actividad como empleadores de personal domestico (datos de la EPA del cuarto trimestre de 2010). Sin embargo, a finales de

Botín presidente y ríase la gente

Desde La Hache Andaluza El Estado más que nunca ha entrado en tu vida. Te sanciona por beber, por orinar, pegar un cartel, por aparcar en doble fila, por tirar la basura en horas ilegales, por navegar en internet y descargar una película que pagamos todos, por no ir por el camino senderista señalado y por fumar últimamente. Detrás de todo está el dinero; así de sencillo. Hay movimientos sociales que se empeñan en que salgamos nosotros de la crisis y se empeñan con cómodas conferencias decreciendo las mentes en paralelo al gobernante. Saben que la solución no está en ese tipo de conglomerado de argumentos anestesiantes. Me niego en rotundo principalmente porque pago a todos los sinvergüenzas que nos tienen vegetando en sus microestados, para que inviertan de nuevo en todos para que nos saquen, en el mejor de los casos. Aunque la única vía, sin misterios aquinianos, es derrocarlos y comenzar de cero con otras caras. Prefiero suicidarme, eso sí, a que ellos me disparen. La propuesta de Botín presidente es simpática. Al menos crearía un planeta Corte Inglés con el Estado Español, y no se entrometería más que en la economía de todos y sus morosidades. El gobierno que cree gobernarnos, no ha hecho más que robarnos cada paso de libertad ganada; desde el trabajo al ocio; desde el sueño al despertar. La noticia que sigue es que están en los tribunales incluso los vigilantes de los bancos designados por el propio estado