julio 11, 2011

[Amnistía Internacional España] El uso de fuerza excesiva contra manifestantes no debe quedar impune

En Sección Española de Amnistía Internacional Tras varias semanas de investigación sobre la actuación policial en las manifestaciones del llamado movimiento 15-M en Barcelona el 27 de mayo, Amnistia Internacional ha documentado el uso de fuerza excesiva por parte de las fuerzas policiales que intervinieron. Amnistía Internacional también ha expresado su profunda preocupación por los reiterados informes según los cuales fuerzas policiales españolas habrían hecho uso de fuerza excesiva en otros casos, el 15 de mayo en Madrid, el 27 de mayo en Lleida, el 9 de junio en Valencia, y el 15 de junio en Barcelona. Amnistía Internacional se ha dirigido por carta hoy al ministro de Interior del Gobierno de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, y al consejero de Interior del Gobierno autónomo catalán, Felip Puig i Godes. La organización ha exigido al Gobierno central español y al catalán que lleven a cabo sin demora una investigación independiente, exhaustiva y eficaz de todas las denuncias de uso de fuerza excesiva por parte de la policía hacia los manifestantes, así como que se adopten medidas disciplinarias y, si procede, se inicien actuaciones penales contra los agentes de policía de quienes se concluya hicieron un uso de fuerza excesiva. “Consideramos motivo de especial preocupación los informes y las evidencias de uso de fuerza excesiva en la plaza de Catalunya de Barcelona, la mañana del 27 de mayo, cuando los Mossos d’Esquadra intervinieron para dispersar a los manifestantes”, ha explicado Jezerca Tigani, vice-directora del Programa Regional para Europa y Asia Central del