noviembre 20, 2012

La revolución sexual que provocó el doctor Fleming

Por Javier Salas en Materia, la web de noticias de ciencia. Publicado el 20/11/2012 El éxito de la penicilina contra el avance letal de la sífilis provocó la liberación sexual en la década de 1950, años antes de que llegara el ‘amor libre’ La casualidad, el resultado imprevisto y fortuito, está asociada a la historia de los medicamentos y es algo que todavía hoy ocurre en la ciencia farmacológica. Y la penicilina es el mayor ejemplo de estas serendipias, un concepto que el diccionario de la Real Academia recogerá haciendo alusión al descubrimiento de Alexander Fleming de 1928. Porque el mito asegura que la penicilina fue un producto inesperado, como inesperada fue una de sus más interesantes consecuencias: la revolución sexual de la década de 1950. La segunda mitad de aquel decenio vivió un florecimiento de la sexualidad más allá de los límites de lo establecido que adelantó las teorías del amor libre que eclosionarían años después. Es lo que propone un estudio recién publicado enArchives of Sexual Behaviour, que muestra cómo la expansión del uso de la penicilina reformuló la mentalidad sexual de una generación. ¿Cómo? Barriendo la amenaza de la sífilis y derribando de este modo uno de los mayores muros que separaban a la sociedad de la liberación sexual: el miedo a las enfermedades letales de transmisión sexual. La sífilis se había convertido en una pandemia terrible a  finales de la década de 1930 y principios de la siguiente, coincidiendo con la II Guerra Mundial, desbocándose en el imaginario colectivo una correlación