Botín presidente y ríase la gente

Desde La Hache Andaluza

El Estado más que nunca ha entrado en tu vida. Te sanciona por beber, por orinar, pegar un cartel, por aparcar en doble fila, por tirar la basura en horas ilegales, por navegar en internet y descargar una película que pagamos todos, por no ir por el camino senderista señalado y por fumar últimamente. Detrás de todo está el dinero; así de sencillo. Hay movimientos sociales que se empeñan en que salgamos nosotros de la crisis y se empeñan con cómodas conferencias decreciendo las mentes en paralelo al gobernante. Saben que la solución no está en ese tipo de conglomerado de argumentos anestesiantes. Me niego en rotundo principalmente porque pago a todos los sinvergüenzas que nos tienen vegetando en sus microestados, para que inviertan de nuevo en todos para que nos saquen, en el mejor de los casos. Aunque la única vía, sin misterios aquinianos, es derrocarlos y comenzar de cero con otras caras.

Prefiero suicidarme, eso sí, a que ellos me disparen. La propuesta de Botín presidente es simpática. Al menos crearía un planeta Corte Inglés con el Estado Español, y no se entrometería más que en la economía de todos y sus morosidades. El gobierno que cree gobernarnos, no ha hecho más que robarnos cada paso de libertad ganada; desde el trabajo al ocio; desde el sueño al despertar.
La noticia que sigue es que están en los tribunales incluso los vigilantes de los bancos designados por el propio estado

Un comentario en “Botín presidente y ríase la gente

Deja un comentario