Archivos de la categoría antiautoritarismo

[Errico Malatesta] Un plan de organización anarquista

Una respuesta a “Plataforma Organizativa para una Unión General de Anarquistas

Por casualidad (es de conocimiento común que en Italia la prensa no fascista es suprimida) me he encontrado con un panfleto en francés titulado “Plate-forme d’organisation de l’Union générale des Anarchistes (Projet)“, lo cual, traducido, significa Proyecto de programa de organización de una Unión General de Anarquistas.

Este es un proyecto de organización anarquista, publicado en Noviembre de 1926 por un “Grupo de Anarquistas Rusos en el Extranjero”, que pareciera estar dirigido en particular a nuestros compañeros rusos. Pero aborda cuestiones que conciernen igualmente a todos los anarquistas; y además, es claro, notablemente por el lenguaje en que está escrito, que busca reclutar a compañeros de todos los países. Cualquiera sea el caso, vale la pena examinar, tanto por los rusos como por todos, si es que las propuestas planteadas están en armonía con los principios anarquistas y, de esta manera, si es que su puesta en práctica realmente ayudaría a la causa anarquista.

Sigue leyendo [Errico Malatesta] Un plan de organización anarquista

CAOS: Los pasquines del Anarquismo Ontológico, por Hakim Bey

Caos

CAOS NUNCA MURIO. Bloque primordial sin esculpir, único excelentísimo monstruo, inerte y espontáneo, más ultravioleta que ninguna ideología (como las sombras antes de Babilonia), la homogénea unidad original del ser todavía irradia serena como los negros pendones de los Asesinos, perpetua y azarosamente ebria.

Caos precede a todo principio de orden y entropía, no es ni Dios ni gusano, sus deseos insensatos abarcan y definen toda posible coreografía, todo éter y flogisto1 sin sentido sus máscaras son cristalizaciones de su propia falta de rostro, como las nubes.

Todo en la naturaleza es perfectamente real incluyendo la conciencia, no hay absolutamente nada de lo que preocuparse. No sólo se han roto las cadenas de la Ley, es que nunca existieron; los demonios nunca guardaron las estrellas, el Imperio jamás se fundó, a Eros nunca le creció la barba.

No, escucha, lo que ocurrió fue esto: te mintieron, te vendieron ideas sobre el bien y el mal, te hicieron desconfiar de tu cuerpo y te avergonzaron de tu profesión del caos, se inventaron palabras de asco por tu amor molecular, te mesmerizaron con su indiferencia, te aburrieron con la civilización y con todas sus roñosas emociones.

No hay devenir, ni revolución, ni lucha, ni sendero; tú ya eres el monarca de tu propia piel; tu inviolable libertad sólo espera completarse en el amor de otros monarcas: una política del sueño, urgente como el azul del cielo.

Despojarse de todos los derechos y dudas ilusorias de la historia exige la economía de una legendaria edad de piedra; chamanes y no curas, bardos y no señores, cazadores no policías, recolectores de pereza paleolítica, dulces como la sangre, van desnudos como un signo o pintados como pájaros, en equilibrio sobre la ola de la presencia explícita, sobre el ahora y siempre sin relojes.

Los agentes del caos dirigen candentes miradas a cualquiera que sea capaz de atestiguar su condición, su fiebre de lux et voluptas. Sólo estoy despierto en lo que amo y deseo hasta el punto del terror; todo lo demás no es sino mobiliario amortajado, anestesia cotidiana, cagadas mentales, aburrimiento subreptil de los regímenes totalitarios, censura banal y dolor inútil.

Los Avatares2 del caos hacen de espías, saboteadores criminales del amour fou, ni altruistas ni egoístas, accesibles como niños, con los modales de los bárbaros, excoriados de obsesiones, en el paro, sensualmente perturbados, ángeles-lobo, espejos de contemplación, ojos como flores, piratas de todo signo y sentido.

Aquí estamos arrastrándonos por las grietas entre las paredes de la iglesia estado escuela y fábrica, todos los monolitos paranoicos. Separados de la tribu por una nostalgia feraz escarbamos túneles tras las palabras perdidas, las bombas imaginarias.

El último acto posible es la que define la propia percepción, un cordón de oro invisible que nos conecta: baile ilegal en los pasillos del juzgado. Si hubiera de besarte aquí lo llamarían un acto de terrorismo; así es que llevémonos las pistolas a la cama y despertemos a la ciudad a medianoche como bandidos borrachos celebrando con andanadas, el mensaje del sabor del caos. Sigue leyendo CAOS: Los pasquines del Anarquismo Ontológico, por Hakim Bey

Comunicado ante la amenaza de desalojo del CSOA Sin Nombre.

La asamblea del Centro Social Okupado y Autogestionado (CSOA) Sin Nombre quiere informar a través de este comunicado de la situación de amenaza que sufre el CSOA. A los ataques sufridos por la ultraderecha y el fascismo sevillano se suma la amenaza por parte de la administración de desalojar el Centro Social de manera inminente.
El CSOA Sin Nombre fue liberado por un grupo heterogéneo de personas hace 8 años. El edificio (anteriormente un colegio de monjas y después uno de educación para adultos) llevaba mas de dos decadas en estado de total abandono. Estado del que era responsable el ayuntamiento de Sevilla y que propicio un grave deterioro del edificio.
Durante estos 8 años de okupación se ha rehabilitado gran parte del inmueble y se han realizado una gran cantidad de actividades políticas, culturales y lúdicas, llenando de vida los muros vacíos del edificio. Ha servido como lugar de reunión y trabajo de numerosas asociaciones y colectivos de la ciudad. Actualmente cuenta con una biblioteca con un gran catalogo de libros, una sala de espectáculos, un local de ensayo, un estudio de grabación, un taller de cerveza artesana, un taller de salud, una sala de serigrafía, además de otras pequeñas salas que sirven como lugar de encuentro para los colectivos y personas que utilizan día a día el espacio.
Con la amenaza sufrida por parte de la administración se deja ver claramente las intenciones del gobierno municipal de privar a la ciudad de Sevilla de todo lo que disienta de su forma de entender la ciudad. Quieren una ciudad sin pensamiento critico, sin disidentes, sin cultura no privatizada (y libre de IVA), sin ocio y formas de relación alternativa, en definitiva una ciudad llena de consumidores aborregados y no de personas vivas.
Por todo esto y mas queremos reivindicar este espacio para su autogestión colectiva por parte de las personas y colectivos que llenan de vida el Centro Social. Exigimos el cese total de amenazas por parte de la administración y el libre uso del espacio por el pueblo que lleva 8 años utilizando el CSOA Sin Nombre.
Y animamos a todas las que quieran mantener vivo este espacio a participar de el y llenarlo de vida y os pedimos una muestra de solidaridad adhiriéndoos a este comunicado, para demostrarle al Ayuntamiento de Sevilla que somos muchxs en esta ciudad las que queremos mas espacios como este y que no vamos a permitir que nos lo arrebaten.
¡POR LA AUOGESTIÓN, LA REBELDÍA Y LA OKUPACIÓN!
¡CSOA SIN NOMBRE NO SE TOCA!