[La Haine – La Brújula del Sur] Sánchez Gordillo: "El miedo que tienen es que estamos señalando el camino"

Extracto de la entrevista con Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, donde habla sobre las expropiaciones populares a Mercadona y Carrefour

De La Haine, 9/8/2012. x Indira Carpio Olivo y Ernesto J. Navarro

Entrevista original en audio en La Brújula del Sur (Venezuela)

Alimentos expropiados en Andalucía SI fueron entregados a ONG’s y Ayuntamientos. “Si hay un sub-delito, que sea un juez quien lo juzgue (…) Aquí parece que el Ministro de Interior nos mandó a detener, sin que un juez lo ordene (…) Somos acusados por el franquismo puro y duro (…) Ir a la cárcel por lo que hemos hecho es un honor (…) Desde la cárcel y cuando salga de ella, seguiremos luchando (…) Si a mi me detuvieran va a haber bastante revuelo en Andalucía (…) El miedo que tienen es que estamos señalando el camino”.

El alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, en entrevista para la Brújula del Sur (1) asegura que estaría “orgulloso de entrar en la cárcel” por ayudar a realizar una acción de expropiación forzosa de artículos de primera necesidad, en dos supermercados de Andalucía, para dar de comer a las familias que pasan hambre en esa Comunidad.

Y es que a principio de la tarde en España se ha enterado de que el Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, a quien no duda de calificar como “franquista”, ordenó su detención y la de algunos de los líderes del Sindicato Andaluz de Trabajadores -SAT- por llevar a cabo esta acción.

De realizarse de esta manera, el ministro estaría saltándose los procedimientos judiciales (2).

“Seguiremos luchando y después que salga de la cárcel volveremos a expropiar”, advierte Sánchez Gordillo.

Artillería mediática contra el pueblo

Ahora mismo, en la España en la que el gobernante Partido Popular ha convertido en delito buscar comida en la basura, los medios de Comunicación arremeten contra el político andaluz, erigiéndose como jueces y representantes de los consorcios económicos.

Es así como le exigen -casi le ordenan- que se disculpe. Tal es el caso del periodista Javier Silvestre, de la ABC Radio, quien además pide que sea la “última vez que tenga que entrevistar a un alcalde que ha robado un supermercado” (3).

La pregunta que surge de inmediato es si el periodista se atrevería a señalar y acorralar de la misma forma a los responsables de la crisis económica que golpea al pueblo español.

“Los fariseos andan en los grandes medios de comunicación. Igual como hay terratenientes, también hay prensatenientes (…) y éste (el periodista de ABC) en mi país forma parte del duopolio de medios (…) en España es de los más reaccionarios”, explica el alcalde.

Y remata “aquí lo que hay es una dictadura de los mercados, de los oligopolios comerciales y ni la prensa, ni Rajoy gobiernan, sino que los gobiernan los bancos alemanes”.

Por otra parte, algunos medios replican un información según la cual un Banco de Alimentos rechazaría las donaciones de la expropiación, por su procedencia (4).

Según José Caballero, miembro del SAT, “los alimentos están en manos de las Organizaciones No Gubernamentales -ONG- La Corrala, en Sevilla y en los Ayuntamientos Espera, Bornos y Puerto Serrano, en Cádiz”.

Andalucía famélica

El alcalde de Marinaleda presenta datos sobre la Andalucía que lo obligan a la acción:

-1 millón 250 mil parados, lo que representa un 34% de la población activa.

-3 millones de pobres, 40% de las familias por debajo del umbral de la pobreza.

-200 mil familias echadas de sus casa por no tener cómo pagar la hipoteca a los bancos.

-En el campo, 2% de los propietarios poseen el 50% de las tierras cultivables y hay más de 500 mil jornaleros sin tierras.

-300 mil familias subalimentadas, según el último informe de Cáritas Diocesana.

-En España hay 1 millón 700 mil familias en las que todos sus miembros están en paro.

“Nosotros (el SAT) hemos hecho una serie de acciones. Una es ocupar tierras (…) y fincas (..) el día de ayer hemos decidido ocupar grandes superficies, en concreto, una en Cádiz y otra en Sevilla. Hemos cogido productos de primera necesidad y no los hemos pagado. Se los entregamos a Bancos de Alimentos para que se los repartan a la gente”.

Seguir leyendo en La Haine

Deja un comentario