La Iglesia deshaucia a un hogar de jubilados en Málaga

Para ser una entelequia, dios parece muy enfadado últimamente. Su infinita ira se proyecta esta vez sobre un hogar de jubilados en Málaga… El próximo día 26 de julio, un grupo de jubilados nada piadosos a los ojos del cura de la Parroquia de Santa María Goretti, tendrán que irse del local que venían usando desde 1981 e irse a darle de comer a las palomas a un parque.

La cosa viene arrastrándose desde hace 3 años, según informa El País, momento en el cual estos jubilados montaraces decidieron ajustar sus estatutos a la legislación vigente: es de suponer que toda referencia escatológica a dios y su gran (organización) multinacional, tuvo que irse con el ajuste.

Así que, abuelos, a molestar a otra parte.

Deja un comentario