Wahid Rahmadi. Ya es la hora de irme

¡A irme voy! Y me voy; lo repito
aun sabiendo que mi presencia
no significa nada para ti,
te lo diré sabiendo que vas a decir:
y a mí qué me importa;
sabiendo que no va a caer
ninguna lágrima de tus ojos.
Sabiendo y sabiendo;
pero tú no sabes por qué me voy
y a dónde voy.
Voy a esconderme en las olas del mar,
porque el continente y la muralla
no me dejan quedar.
Sabiendo lo que me espera:
la muerte y el segundo nacimiento,
los dos a la vez,
y por última vez,
te voy a dejar, hasta nunca jamás.
Volveré, al mismo lugar

Wahid Rahmadi

Que la tierra te sea leve, hermano. Nunca te olvidaré