agosto 18, 2012

[Hakim Bey] Zona Temporalmente Autónoma 6. La música como principio organizativo

La música como principio organizativo Entretanto volvemos, en cualquier caso, a la historia del anarquismo clásico a luz del concepto de la TAZ. Antes del «cierre del mapa», una gran cantidad de energía antiautoritaria se dirigió hacia comunas «escapistas» como Tiempos Modernos, los diversos falansterios, y demás. Curiosamente, algunas de ellas no se propusieron durar «para siempre», sino sólo durante el tiempo en que el proyecto pudiera satisfacer sus designios. En términos socialistas utópicos estos proyectos fueron «fracasos», y por tanto conocemos poco de ellos. Cuando la escapada más allá de la frontera se demostró un imposible, la era de las comunas revolucionarias urbanas comenzó en Europa. Las comunas de Paris, Lyon y Marsella no sobrevivieron lo bastante como para tomar característica alguna de permanencia, y uno se pregunta si de hecho se lo propusieron. Desde nuestro punto de vista el principal foco de fascinación es el espíritu de las comunas. Durante y después de estos años los anarquistas adoptaron la práctica del nomadismo revolucionario, desplazándose de sublevación en sublevación, buscando mantener dentro de si la intensidad de espíritu que experimentaron en el momento del levantamiento. De hecho, ciertos anarquistas de la vena stirnerita/nietzscheana llegaron a considerar esta actividad como un fin en sí misma, una forma de estar siempre ocupando una zona autónoma, la interzona que se abre en mitad o en los albores de la guerra y la revolución (la «zona» de Pynchon en Arco iris de gravedad). Declararon que si cualquier revolución socialista triunfaba, ellos serían los

Comunicado de RAAS: Sobre la recientemente creada “Cumbre Social”.

De Red Autogestionaria Anti-Privatización de la Sanidad, 7/8/2012 El pasado 25 de julio CCOO y UGT convocaron en Madrid una “Cumbre Social” en la que anunciaron la creación en todo el estado de Plataformas Sociales que engloben las de “Defensa del Estado de Bienestar” (puestas en marcha tras la pérdida del gobierno por el PSOE), la recientemente creada  “Plataforma Sindical de Empleados Públicos” (en la que incluyen a los sindicatos de la policía y la guardia civil…) y a diversas asociaciones. Desde la Red Autogestionaria Antiprivatización de la Sanidad (RAAS), en base a las declaraciones expresadas en los manifiestos publicados por estas organizaciones, estamos obligados a realizar varias puntualizaciones: 1)      Parece fuera de toda duda que detrás de esta maniobra está el PSOE, que votó junto con el PP la reforma constitucional que prioriza el pago de la deuda sobre el mantenimiento de la financiación de los servicios públicos y que por lo tanto “justifica” todos los recortes que se hacen con ese motivo. 2)      Las medidas ejecutadas en los últimos meses por el PP son una continuación de las llevadas a cabo por el PSOE en las dos ultimas legislaturas. Todo el marco legislativo imprescindible para desmantelar los sistemas de protección social, para privatizar empresas y servicios públicos, así como los cambios fiscales favorables a las grandes fortunas, y las bases del desarrollo especulativo inmobiliario, han tenido su desarrollo en la última década, mientras las subvenciones repartidas por el PSOE regaban generosamente a parte de los firmantes de esta “Cumbre Social”. Es más,