Anticapitalismo

[Documental] Stop! Rodando el cambio

Stop! Rodando el cambio es un documental grabado por un equipo de mujeres y financiado colectivamente. Durante un mes viajamos por distintas alternativas entre España y Francia en busca de otras formas de vida más respetuosas con el entorno y las personas que habitamos en él. La teoría del decrecimiento en la que nos basamos nos alerta de la imposibilidad de seguir produciendo como hasta ahora en un planeta cuyos recursos son finitos. Estos niveles de consumo nos han conducido a la desaparición de los bosques, a tener ríos y mares contaminados, sistemas de alimentación intoxicados… todo ello alimentado por la especulación financiera y una clase política despreocupada tanto a nivel social como medioambiental. ¿Cuánto tiempo más podremos esperar para que se produzca un cambio de paradigma a nivel mundial? ¿Es posible vivir felices reduciendo drásticamente nuestras necesidades? FICHA TÉCNICA UN DOCUMENTAL FILMADO EN HD DIGITAL TÍTULO : “Stop. Rodando el cambio” GENERO: Documental FORMATO: Full HD DURACIÓN: aprox. 70 minutos/ versión reducida 45′ RELACIÓN DE “FOOTAGE”:  aprox. 45′ a 55′  / rodaje propio aprox.  3′  a 8′ / material de investigación LOCALIZACIÓN: España ,Portugal, Francia. FECHA RODAJE: Verano de 2012 EDICIÓN/MONTAJE: Madrid-España IDIOMA: V.O.: Español: Versiones portugués, alemán, inglés  y francés PRESUPUESTO ESTIMATIVO: aprox. Euros 6.700 €

[Corto Documental] # EJECUCION, de Audiovisual Working Class

Cada día, 115 familias, Sólo en 2012, 40.000 (equivalente a la poblacion de la ciudad de Soria) recibieron una llamada similar a esta. Esa otra violencia invisible. Cortometraje en apoyo a la lucha ciudadana contra los desahucios, de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) y en favor de la ILP (paremos los desahucios, dación en pago, alquiler social). Protagonizado por Laura Dominguez y Carlos serrano. Producido colectivamente por Audiovisual Working Class ( técnicos de cine y TV, militantes del sindicato TACEE)

[Guy Debord] Comentarios a la Sociedad del Espectáculo.

En 1967, con el libro La sociedad del espectáculo puse de relieve lo que el espectáculo moderno era ya en esencia: el reinado autocrático de la economía mercantil, que ha conseguido un estatuto de soberanía irresponsable, y el conjunto de las nuevas técnicas de gobierno que corresponden a ese reinado. Tras los disturbios de 1968, que se prolongaron durante los años siguientes en diversos países sin conseguir derrocar en ninguna parte el orden establecido, del que el espectáculo surge espontáneamente, éste ha seguido reforzándose en todas partes(…). Incluso ha aprendido nuevos procedimientos defensivos, como suele ocurrir con todo poder amenazado. (…) Puesto que, con toda seguridad, el espectáculo es hoy más poderoso de lo que era antes, ¿qué hace con ese poder suplementario? ¿Hasta dónde ha llegado que no hubiera llegado antes? ¿Cuáles son, en suma, sus líneas de actuación en este momento? La vaga impresión de que se trata de una especie de invasión rápida que obliga a la gente a llevar una vida completamente distinta, está ampliamente extendida; con todo y con eso, el hecho se vive más bien a la manera en que se experimenta una modificación inexplicable del clima o de cualquier otro equilibrio natural, modificación ante la cual la ignorancia sólo sabe que no tiene nada que decir. Además, muchos admiten que se trata de una invasión civilizadora, al parecer inevitable, e incluso desean colaborar con ella. Quienes así se sitúan prefieren ignorar para qué sirve en concreto esa conquista y también cómo procede.