Archivo de la categoría: Ciencia

[Carlo M. Cipolla] Las Leyes Fundamentales de la estupidez humana

Carlo María Cipolla, eminente historiador y economista, escribió en 1996 un pequeño ensayo  absolutamente delicioso sobre la estupidez, cualidad eminentemente humana, que nos ver de una manera más lúcida el contexto político en el que vivimos. En estas Leyes Fundamentales sobre la Estupidez Humana, nos advierte entre otras cosas que, en las sociedades en decadencia, el porcentaje de individuos estúpidos es una cifra constante que no tiene por qué cambiar según las épocas, culturas o sistemas políticos;  sin embargo, en el resto de la población se observa, especialmente entre los individuos que están en el poder, una alarmante proliferación de bandidos con un elevado porcentaje de estupidez. Y entre los que no están en el poder, un igualmente alarmante crecimiento del número de los desgraciados incautos. Tal cambio en la composición de la población de los no estúpidos es el que refuerza inevitablemente el poder destructivo de la fracción de estúpidos y conduce al país a la ruina.
Disfrutad con su lectura. Seguir leyendo [Carlo M. Cipolla] Las Leyes Fundamentales de la estupidez humana

[Theodore Kaczynski] La sociedad Industrial y su Futuro

En Ecotopía La sociedad Industrial y su Futuro ("El Manifiesto de Unabomber")

INTRODUCCIÓN

1. La Revolución Industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la raza humana. Ha aumentado enormemente la expectativa de vida de aquellos de nosotros que vivimos en paises «avanzados», pero ha desestabilizado la sociedad, ha hecho la vida imposible, ha sometido a los seres humanos a indignidades, ha conducido a extender el sufrimiento psicológico (en el tercer mundo también el sufrimiento físico) y ha infligido un daño severo en el mundo natural. El continuo desarrollo de la tecnología empeorará la situación. Ciertamente someterá a los seres humanos a grandes indignidades e infligirá gran daño en el mundo natural, probablemente conducirá a un gran colapso social y al sufrimiento psicológico, y puede que conduzca al incremento del sufrimiento físico incluso en paises «avanzados».

2. El sistema tecnológico-industrial puede sobrevivir o puede fracasar. Si sobrevive, PUEDE conseguir eventualmente un nivel bajo de sufrimiento físico y psicológico, pero sólo después de pasar a través de un periodo de ajuste largo y muy penoso y sólo con el coste permanente de reducir al ser humano y a otros muchos organismos vivos a productos de ingeniería y meros engranajes de la maquinaria social. Además, si el sistema sobrevive, las consecuencias serán inevitables: no hay modo de reformar o modificar el sistema así como prevenirlo de privar a la gente de libertad y autonomía. Seguir leyendo [Theodore Kaczynski] La sociedad Industrial y su Futuro

[Ratgeb – Raoul Vaneigem] De la huelga salvaje a la autogestión generalizada. Capítulo III La autogestión generalizada

Capítulo III

La autogestión generalizada

  • [De los derechos positivos revolucionarios]
  • [Del derecho de autodefensa]
  • [Del derecho de participación]
  • [Del derecho de comunicación]
  • [Del derecho de realización]
  • [De la abolición del trabajo forzado]
  • [Del derecho de encuentro y de afinidades]
  • [De la libre disposición del espacio-tiempo]

1

La autogestión generalizada es la organización social del poder reconocido a cada cual sobre su vida cotidiana y ejercido directamente por los propios individuos o por las asambleas de autogestión.

2

Ha aparecido en la historia del movimiento obrero cada vez que la base ha querido imponer y realizar sus propias decisiones sin abandonar su poder a unos jefes y sin dejarse guiar por ninguna ideología.

3

Ha sido aplastada por el efecto conjunto de su debilidad constitutiva, sus indecisiones y confusiones, su aislamiento, y unos dirigentes que la autogestión generalizada ha cometido el error de darse o de tolerar y que la han llevado a su pérdida pretendiendo ordenarla y fortificarla. Los ejemplos más ricos de enseñanzas son los consejos obreros aparecidos en Rusia en 1905 (aplastados por el zarismo), 1917 (recuperados y destruidos por los bolcheviques), 1921 (aplastados en Kronstadt por Lenin y Trotski); en Alemania en 1918 (aplastados por los socialistas); en Italia en 1920 (destruidos por los socialistas y los sindicatos); en España en 1934 (revolución de Asturias aplastada por el gobierno republicano), en 1936-37 (recuperados por el sindicato anarquistas y aplastados por los estalinistas); en Hungría en 1956 (aplastados por el Estado llamado soviético).

4

No hay revolución posible al margen de la recuperación, del reforzamiento definitivo y de la expansión internacional del movimiento de la autogestión generalizada.

5

El movimiento de autogestión generalizada nace en el funcionamiento de las asambleas y de sus consejos de coordinación. Seguir leyendo [Ratgeb – Raoul Vaneigem] De la huelga salvaje a la autogestión generalizada. Capítulo III La autogestión generalizada