Derechos Fundamentales

[COMUNICADO] Las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción ante el rescate de la Banca, alertan a las ciudadanas y ciudadanos acerca de sus previsibles consecuencias

COMUNICADO: Las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción declaran, que los llamados rescates, es decir inyecciones de dinero público, procedente de la Unión Europea en este caso, a la banca, en cantidad de hasta 100.000 millones de euros, tendrán consecuencias políticas y sociales que sin duda alguna nos afectará. Esta cuantiosa cantidad, debe ser garantizada y por tanto cubierta con medidas que tranquilicen a los mercados, es decir que se recorten todavía más las prestaciones públicas del estado y las comunidades autónomas. Sabemos de sobra que los mercados son insaciables y su voracidad, les lleva una vez que han conseguido una presa a estrujarla y sacar el máximo beneficio posible, máxime si la ven débil. No se dice y se oculta cuanto se puede que esta situación en la banca, es un producto directo del estallido de la burbuja inmobiliaria, que ha dejado a bancos y cajas en situación de extrema debilidad, al fallarles de golpe el pingüe negocio que si bien ahora ha fracasado, sin embargo, ellos mismos –los bancos- lo potenciaron y obtuvieron de el grandes beneficios. Es decir este rescate, no es por la abundancia de la deuda pública – pública de verdad – y porque las prestaciones, sueldos y servicios públicos del Estado, sean insostenibles, no. Esa es la gran mentira que se nos dice para tapar toda esta estafa. Los bancos españoles, necesitan ser rescatados porque su negocio con el ladrillo ha fracasado. Se está además haciendo una intolerable campaña contra todas las cajas de ahorros

Protestas en Marruecos por las constantes subidas de los productos básicos

  Si pensamos que en España tenemos un problema con el alza de los tipos de interés para los créditos hipotecarios, en Marruecos las cosas pintan mucho peor. La subida del precio de los productos básicos ha provocado que se produjeran choques violentos el domingo pasado en la ciudad de Sefrou (centro de Marruecos) entre policías y manifestantes, produciendo una cincuentena de heridos. «Las protestas van a continuar, si el Gobierno no toma más medidas», declaró la presidenta de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) , Jadiya Riadi, quien explicó que las subvenciones a los precios de productos básicos como la harina, aprobadas en los últimos días por las autoridades, no son suficientes. Los enfrentamientos violentos estallaron en Sefrou (200 km al este de Rabat) después de una reunión de protesta organizada por la Asociación Marroquí de los Derechos Humanos (AMDH) para denunciar la «subida de los precios» de productos alimenticios.En la manifestación, estallaron enfrentamientos con la policía, que procedió a la detención de cerca de 30 personas.  

Demasiado tarde: La Corte Suprema de Argentina obliga al gobierno de Kichner a socorrer a las comunidades en riesgo

Hasta la fecha, el gobierno argentino tiene que cargar con la responsabilidad de haber intervenido en la muerte por inanición de trece personas, debido a su negligencia o por su actuación alevosa: la probreza extrema, la falta absoluta de derechos y el hambre parecen síntomas de una política de limpieza étnica «Estamos como en los peores lugares de África», dice Sergio Soto, dirigente del sindicato de maestros, en el centro de Resistencia, la capital chaqueña, a unos 1.000 kilómetros de Buenos Aires. Exterminados por su propio Gobierno El propio Defensor del Pueblo argentino, Guillermo Mondino, ha sido muy explícito solicitando que se detenga el exterminio de las comunidades indígenas de la región, a la vez que elevó una denuncia a la Corte Suprema de Argentina, la cual ordenó a los gobiernos nacional y de Chaco el «inmediato» suministro de agua potable, alimentos y medios de transporte y comunicación a comunidades indígenas de esa provincia norteña que viven en situaciones de extrema pobreza. Asímismo, exigió que ambos gobiernos informen sobre la situación de esas comunidades. ¿Quién pagará por estas muertes? Orlando Charole, presidente del Instituto de los Aborígenes del Chaco (Idach), plantea la cuestión desde una perspectiva histórica: «Por siglos, nosotros indígenas hemos sufrido el impacto destructivo en centenares de pueblos arrasados, y sin embargo las comunidades que han permanecido enraizadas en su organización tradicional y sus costumbres, han logrado sobrevivir. Hoy está en juego el territorio. Un pueblo no puede vivir sin territorio» «¿Dónde podemos vivir siguiendo nuestras tradiciones? ¿Dónde