Genocidio

Greenspan, Kissinger: El control del petróleo es el que conduce las acciones en Irak e Irán

Alan Greenspan, presidente de Reserva Federal de EE.UU. (Fed) durante 18 años y republicano toda su vida, acusa en sus recién publicadas memorias a George W. Bush, de ordenar la invasión de Irak en marzo de 2003 para controlar el petróleo de ese país árabe en el Golfo Pérsico. Greenspan, en su libro de memorias, «The Age of Turbulence: Adventures in a New World» (por el cual ha firmó un contrato multimillonario), escribió «me entristece que sea políticamente incorrecto reconocer lo que sabe todo el mundo: la guerra de Irak se hizo sobre todo por petróleo» Por su parte, Henry Kissinger, en un artículo de opinión en la edición dociminical del Washington Post, afirmó que el control del petróleo es la clave de una posible intervención militar estadounidense sobre Irán. En un alarde de cinismo sin igual llega a decir que aunque «Irán tiene legítimas aspiraciones que deben ser respetadas, esas aspiraciones no incluyen el control sobre el petróleo que los EE.UU. y otros países industrializados necesitan». (Léase: estamos legitimados para desestabilizar cualquier país en el momento que necesitemos, tal y como hice en Argetina o Chile…) Cosas verdes, amigo Sancho [Más info] The Huffington Post: Greenspan: «The Iraq War Is Largely About Oil» Bob Woodward en Washington Post: Greenspan: Ouster Of Hussein Crucial For Oil Security The Huffington Post: Greenspan, Kissinger: Oil Drives US in Iraq, Iran

Enfermedades, desnutrición y muerte ¿África? No, Chaco, Argentina

Víctimas expansión agropecuaria, la indiferencia del Estado y el racismo, las comunidades más pobres de la provincia argentina de Chaco tienen dificultades para acceder al agua, a la alimentación y a las medicinas naturales y van camino a la extinción. Catorce personas murieron por desnutrición desde el 11 de julio, mientras en los montes de la provincia son convertidos en vastos campos de monocultivo de la soja transgénica. Este es balance que muestra al mundo Argentina en plenas elecciones presidenciales, en las que al parecer, Cristina Kichner, esposa del actual presidente, tiene todas las papeletas para heredar el puesto. Mientras se celebra la fiesta de la democracia en Argentina, sus electores se mueren de hambre. Las imágenes de cuerpos adultos degradados por el hambre y enfermedades como tuberculosis, neumonía y bronquitis en el municipio de Villa Río Bermejito, a 700 kilómetros al norte de Buenos Aires., son apenas el epílogo de una larga historia de abandono y reclamos desoídos de indígenas toba, wichí y mocoví de Chaco. Ante esta situación, el Defensor del Pueblo ha elevado una denuncia en la Corte Suprema argentina contra el esatdo argentino y la Administración de la provincia de Chaco, aunque resulta difícil de creer que el propio estado se condene a sí mismo. Parece que la maldición de una clase política retrógrada y elitista no desaparece de Argentina… [Entradas relacionadas] Demasiado tarde: La Corte Suprema de Argentina obliga al gobierno de Kichner a socorrer a las comunidades en riesgo [Más información] Internet Press Service