Huelga

In memoriam Joe Hill, Rebelde, agitador, sindicalista. Asesinado por el estado el 19 de noviembre de 1915.

La vida de este agitador laboral sueco de comienzos del siglo XX es algo que merece relatarse y recordarse. Uno de los héroes mártires de los IWW norteamericanos. Compositor de canciones, trabajador itinerante y organizador sindical, Joe Hill se hizo mundialmente famoso después de que un tribunal de Utah le condenó a muerte. Incluso antes de la campaña internacional para revocar su sentencia, Joe Hill ya era bien conocido en las junglas de vagabundos, en las líneas de piquetes y en las manifestaciones obreras como el autor de populares canciones obreras y como agitador de Industrial Workers of the World (IWW). Gracias en gran parte a sus canciones y a su conmovedora y bien publicitada apelación en la víspera de su ejecución – «No gasteis tiempo en funerales, organizad!»- Hill se convirtió y así es recordado como el mártir más conocido de IWW y héroe obrero popular. Joe Hill Nacido Joel Hägglund el 7 de Octubre de 1879, el futuro «trovador del descontento» creció como el cuarto de los seis hijos supervivientes en una devota familia luterana en Gävle, Suecia, donde su padre, Olaf, trabajaba como ferroviario. Sus padres disfrutaban de la música y a menudo hacían cantar a la familia. Siendo joven, Hill componía canciones sobre los miembros de su familia, asistían a conciertos en el local de la asociación obrera de Gävle y tocaba el piano en un café local.

¡Bienvenida la Corrala Alegría! ¡Que se expanda el ejemplo a todos los ámbitos del sistema!

Ayer se le arrebató nuevamente a un banco un edifico vacío para que lo habitaran un grupo de familias con problemas de vivienda. La Corrala Alegría es el tercer edificio rescatado del abandono tras la Corrala Utopía y la Corrala CondeQuintana, que se unen en Sevilla a experiencias anteriores, como San Bernardo 52 y Begoña para que se cumpla el derecho de todo el mundo a tener una vivienda digna… ¡Enhorabuena, que cunda el ejemplo por el resto del estado! En España se pudren miles de viviendas vacías hijas de la especulación criminal, mientras los bancos deshaucian y esclavizan a millones de familias con sus políticas de usura y disfrazan de  activos tóxicos a  edificios,  si no barrios enteros,  mientras se apropian de prácticamente todo el parque de viviendas y lo reservan para esperar que mejores tiempos permitan revalorizar zonas tradicionalmente obreras y adecuarlas a población que pueda costeárselo realmente.  Eso se llama especular con el Derecho Universal a la Vivienda, y las administraciones públicas son las principales cómplices en este proceso criminal. ¿A qué esperamos para pararles los pies? Sevilla es un buen ejemplo de activismo en este sentido en el estado español: desde la huelga de inquilinos de 1919 y 1936;  las luchas vecinales de los barrios de La Bachillera, Alameda, el Pumarejo y San Bernardo de las dos últimas décadas, las distintos Centros Sociales Okupados y Autogestionados que se suceden en los últimos años y la acción del 15-M  al apoyo al realojo de familias en dificultad nos muestra que la okupación es