Okupación

¡Bienvenida la Corrala Alegría! ¡Que se expanda el ejemplo a todos los ámbitos del sistema!

Ayer se le arrebató nuevamente a un banco un edifico vacío para que lo habitaran un grupo de familias con problemas de vivienda. La Corrala Alegría es el tercer edificio rescatado del abandono tras la Corrala Utopía y la Corrala CondeQuintana, que se unen en Sevilla a experiencias anteriores, como San Bernardo 52 y Begoña para que se cumpla el derecho de todo el mundo a tener una vivienda digna… ¡Enhorabuena, que cunda el ejemplo por el resto del estado! En España se pudren miles de viviendas vacías hijas de la especulación criminal, mientras los bancos deshaucian y esclavizan a millones de familias con sus políticas de usura y disfrazan de  activos tóxicos a  edificios,  si no barrios enteros,  mientras se apropian de prácticamente todo el parque de viviendas y lo reservan para esperar que mejores tiempos permitan revalorizar zonas tradicionalmente obreras y adecuarlas a población que pueda costeárselo realmente.  Eso se llama especular con el Derecho Universal a la Vivienda, y las administraciones públicas son las principales cómplices en este proceso criminal. ¿A qué esperamos para pararles los pies? Sevilla es un buen ejemplo de activismo en este sentido en el estado español: desde la huelga de inquilinos de 1919 y 1936;  las luchas vecinales de los barrios de La Bachillera, Alameda, el Pumarejo y San Bernardo de las dos últimas décadas, las distintos Centros Sociales Okupados y Autogestionados que se suceden en los últimos años y la acción del 15-M  al apoyo al realojo de familias en dificultad nos muestra que la okupación es

29/9: Manifestación en defensa del CSOA Casas Viejas- Sevilla

Sábado 29 de septiembre, 18 h. Plaza de San Pedro, SevillaEn defensa del CSOA Casas Viejas, de la okupación, del derecho a la vivienda y en apoyo a todos los centros sociales: MANIFESTACIÓN CONTRA LA ESPECULACIÓN, POR LOS ESPACIOS SOCIALES Cuando hace seis años se ocupaba un inmueble que sus propietarios tenían totalmente abandonado desde hacía más de veinte años, nació el Centro Social Casas Viejas. En é, desde una asamblea en la que todas l@s participantes tienen la palabra y sin recibir ningún dinero de nadie, resolvemos nuestras necesidades de espacios sociales, culturales, de vivienda y de trabajo, allí donde la administración no propone nada y donde el mercado privado especula y nos echa del barrio. En estos años, el centro social ha desarrollado y acogido entre otras muchas actividades y de forma totalmente gratuita y abierta, talleres de malabares, flamenco, percusión, teatro, informática, cine y documentales; cursos de sonido, electricidad, albañilería, dibujo, castellano para emigrantes, una escuela popular para niñ@s y una biblioteca. Se han celebrado espectáculos de teatro, conciertos, recitales, charlas informativas, presentaciones de libros, jornadas, etc. Han sido también seis años de obras, hemos restaurado y dado vida a este espacio con nuestra imaginación y esfuerzo. Pero la propiedad ha llevado el caso a los tribunales para desalojarnos. Y ha ganado esa partida. A partir del día 5 de octubre, estamos amenazados de desalojo. Pero no nos rendimos. Vamos a desobedecer y a resistir, porque aunque nuestra lucha no sea legal sabemos que es justa. Creemos