Tortura

Demasiado tarde: La Corte Suprema de Argentina obliga al gobierno de Kichner a socorrer a las comunidades en riesgo

Hasta la fecha, el gobierno argentino tiene que cargar con la responsabilidad de haber intervenido en la muerte por inanición de trece personas, debido a su negligencia o por su actuación alevosa: la probreza extrema, la falta absoluta de derechos y el hambre parecen síntomas de una política de limpieza étnica «Estamos como en los peores lugares de África», dice Sergio Soto, dirigente del sindicato de maestros, en el centro de Resistencia, la capital chaqueña, a unos 1.000 kilómetros de Buenos Aires. Exterminados por su propio Gobierno El propio Defensor del Pueblo argentino, Guillermo Mondino, ha sido muy explícito solicitando que se detenga el exterminio de las comunidades indígenas de la región, a la vez que elevó una denuncia a la Corte Suprema de Argentina, la cual ordenó a los gobiernos nacional y de Chaco el «inmediato» suministro de agua potable, alimentos y medios de transporte y comunicación a comunidades indígenas de esa provincia norteña que viven en situaciones de extrema pobreza. Asímismo, exigió que ambos gobiernos informen sobre la situación de esas comunidades. ¿Quién pagará por estas muertes? Orlando Charole, presidente del Instituto de los Aborígenes del Chaco (Idach), plantea la cuestión desde una perspectiva histórica: «Por siglos, nosotros indígenas hemos sufrido el impacto destructivo en centenares de pueblos arrasados, y sin embargo las comunidades que han permanecido enraizadas en su organización tradicional y sus costumbres, han logrado sobrevivir. Hoy está en juego el territorio. Un pueblo no puede vivir sin territorio» «¿Dónde podemos vivir siguiendo nuestras tradiciones? ¿Dónde

Según juristas internacionales de Comisión Euskal Herria Watch, el juicio del 18/98 no debió celebrarse

La Comisión Internacional Euskal Herria Watch, compuesta por juristas internacionales que han acudido como observadores al juicio del sumario 18/98, ha señalado que el juicio se ha realizado «de forma caótica» y que durante su celebración se han dado «un cúmulo de violaciones procesales y de los derechos de la defensa». [Seguir leyendo el artículo en Gara] Más info: Plataforma de Madrid de Solidaridad con los Afectados por el Sumario 18/98+ Comisión Internacional Euskal Herria Watch

La SGAE ataca a Alasbarricadas.org

En las escuelas, en los medios, en las tribunas de todo tipo se nos dice continuamente que vivimos en un estado social donde se reconocen todos los derechos que una persona puede ejercer en libertad, entre ellos, el de opinión. Sin embargo cada día podemos comprobar cómo, algo tan simple y normal como exponer los pensamientos en público, no está garantizado si abriendo la boca molestas a quien tiene poder y dinero.En un mundo derrotado, donde la incomunicación y la insolidaridad campan a sus anchas, donde la vecindad, la plaza, el barrio han sido desmontados o están en proceso, internet ha supuesto una vía para recuperar, quizá de manera superflua y con grandes carencias, canales y espacios de comunicación y afinidades, de opinión y debate. No pueden vigilarnos constantemente en la calle y hacernos callar… aún. Pero si pueden hacerlo a través de otros medios como la prensa escrita, radiofónica y en este caso internet. El portal de información de Alasbarricadas.org ha sido demandada por comentarios inferidos acerca de la imagen y la reputación del señor Jose Ramón Julio Márquez Martínez (más conocido como «Ramoncín»). Supuestamente se ha violado «el derecho al honor» de esta persona, mediante infamias, comentarios injuriosos y difamaciones («graves expresiones atentatorias contra el honor del demandante», lo llaman). A lo largo del escrito de la demanda podemos encontrar citado textualmente por el abogado demandante el párrafo en que se declara que cada usuario tendrá la responsabilidad sobre lo que escriba y que Alasbarricadas.org declina la responsabilidad